Las labores de Heliodoro hicieron que, a petición del propio club, la Federación Española le concediera la Medalla de Oro al Mérito Deportivo, y tras su muerte, en marzo de 1950, el Iberia pidió que el recinto llevara su nombre, lars7 lo cual se cumplió. El acuerdo contempla el cambio de nombre del equipo de baloncesto por el de Real Valladolid Baloncesto, el cambio de colores que pasarán a ser blanquivioletas, la integración en la junta directiva del equipo de baloncesto de su director David Espinar.